Noticias

PROGESTERONA + CERCLAJE: EL ESTUDIO DE LA DECEPCIÓN

El cervix en la reunión de la Soc. Chilena de Medicina Materno-Fetal
Ricardo Gómez
Escrito por Ricardo Gómez

Outcomes With Cerclage Alone Compared With Cerclage Plus 17α-Hydroxyprogesterone Caproate

10 años, diseño inverso, la progesterona incorrecta. Hoy en el Green Journal junto a una colección memorable de artículos que nuestro editor nortino eligió como complemento final del #cedip2016.

COMENTARIO: Digno de Journal Club.

  1. Esfuerzo notable, no cabe duda
  2. El diseño retrospectivo del estudio y el análisis de la data (que parece ser la consecuencia de la política liberal de la insitución en donde se ejecutó) es tan novedoso como insulso para nuestro medio, en donde nadie usa progesterona oleosa semanal y pocos instalan un cerclaje antes de administrar progesterona micronizada vaginal en pacientes de riesgo (historia).
  3. Por curioso antojo, los autores decidieron que su outcome primario sería “parto prematuro antes de las 24 semanas”. Es decir, el lenguaje empleado en el reporte invita a creer que el esfuerzo terapéutico está dirigido a modificar la tasa de partos no viables, en circunstancias que lo habitual es que concentrarse en una reducción de los partos prematuros bajo las 35, 32, 28 sem, en una prolongación de la gestación o en una disminución de la morbilidad neonatal atribuible a la prematuridad. Nada se menciona en relación a la EG al parto, casi todas las comparaciones benefician al grupo que recibió progesterona además del cerclaje (C+P), aunque varias de estas comparaciones no son significativas, pero su Odds Ratio indica que el estudio carece de poder (Beta) para demostrar esas diferencias. Digamos que, en general, las pacientes que usaron progesterona tuvieron mejores resultados perinatales que aquellas en las que sólo se instaló el cerclaje.
  4. Un porcentaje de las pacientes fue sometida a interrupción del embarazo. En lugar de “censorar” esas pacientes y aprovechar la contribución que hicieron mientras permanecieron en el estudio (regresión de Cox), los autores las excluyeron de los resultados, lastimando un reporte ya aporreado por su diseño, su carácter incidental y sus escasas dimensiones.
  5. Como si se tratara de una tarea de fin de año, los autores desordenan los riesgos pre-test combinando factores de riesgo para parto prematuro (antecedentes de parto prematuro, canal cervical corto en diferentes momentos de la gestación, hallazgos del examen cervical, conos previos, en fin.. y desbalances groseros en la administración de indometacina y corticoides (está de acuerdo con la siguiente aseveración?: “Betamethasone was not a corrected variable because no patients at less than 24 weeks of gestation received betamethasone before delivery. Even after controlling for significant demographic variables, there remained a 73% reduction in delivery at less than 24 weeks of gestation in the cerclage plus 17α-hydroxyprogesterone caproate cohorts (adjusted OR 0.26, CI 0.09–0.72; P=.02). ¿Tenemos cara de … bueno, puede ser.
  6. Tómese un café. Recuerde nuestro Microcurso de Estadística Útil disponible en la plataforma CedipSky y quizás le suene el riesgo de parto prematuro < 24 sem de un estudio de Owen publicado por el NETWORK de MMF de EEUU en Octubre de 2009: 6% en pacientes sometidas a cerclaje. El presente estudio sitúa la misma tasa de partos antes de las 24 semanas en 16%, 4 veces mayor al guarismo tradicional. En su digno colofón, el estudio se apura en mencionar que cuando agregaron progesterona, lograron restituir esa frecuencia a un 6%. Un efecto aditivo? o REPARATIVO?
  7. Estamos escribiendo….ufffff Sabe, nos cargan los cerclajes. Se viene el Pesario Cedip. No puedo creer que se me haya olvidado suspender la franja de 5.30 a 8.30 PM VAMOS CHILE! Hay que acusar a la Federación Colombiana de cuasi-delito de homicidio contra 22 jugadores de fútbol hermanos?

Ah, claro el link del artículo: https://goo.gl/Gh24Gh. Aunque el artículo nos condujo a curiosear con el artículo de C+CP, terminamos gozando más éste: https://1drv.ms/b/s!AlE1qqff2Evi1xk29KLfzgCrYYu3

Cedip-HLF

Acerca del Autor

Ricardo Gómez

Ricardo Gómez

Especialista de la Universidad Católica de Chile. Sub-especialista en Medicina Materno-Fetal, acreditado por CONACEM, con fellowships en el Perinatology Branch, National Institutes of Health de Estados Unidos, Wayne State University y Georgetown University. Médico de la Universidad de Concepción y egresado del Liceo 1 Enrique Molina Garmendia de Concepción.

Es jefe de Obstetricia en el Hospital Público La Florida y en Clínica Santa María y dirige el centro de investigaciones perinatales y e innovación docente (Cedip) para generar equidad en los países de nuestra región.

Es miembro de la Sociedad Chilena de Medicina Materno-Fetal y del grupo multinacional underground FreeTheWeb, para liberar el conocimiento en favor de una medicina sin fronteras.